RETO DEL DÍA A DÍA

Reto de la casa en Cadaqués

No es la primera vez que nos encontramos ante un cliente que quiere hacer algo que no existe en el mercado o si existe, no se puede hacer con las dimensiones y/o acabados requeridos, y que va más allá de los retos del día a día. Nos encanta este tipo de proyecto.

El NO siempre estamos a tiempo de darlo, pero nuestra filosofía, hace que queramos siempre satisfacer las necesidades de nuestro cliente y buscar aquellas soluciones que puedan encajar en su proyecto. Y aquí entra nuestra ingeniería y la capacidad de adaptación a la realidad y de inventiva.

El reto era crear un postigo de lamas horizontales replegables con motor de 2000 x 3500 mm. y todo lo que existía en el mercado NO llegaba a las dimensiones ni a los pesos que necesitábamos.

El resultado fue un postigo hecho con lamas de aluminio de 300 × 15, fabricado con chapa plegada y material rígido interior. Se logró que quedara completamente integrado en la fachada desapareciendo en ella una vez cerrado. En su posición abierta es un perfecto brise soleil que crea un juego de sombras interesante.

Nos basamos en los automatismos de las puertas basculantes para resolver la motorización del conjunto mediante mando a distancia.

Son estos proyectos que provocan dolores de cabeza, en los que te preocupan e incluso te quitan el sueño, pero donde el resultado es doblemente satisfactorio por el hecho de haber superado el reto y porque el cliente haya podido hacer realidad lo que deseaba. El proyecto de la casa en Cadaqués nos lleva más allá de un reto del día a día.

A continuación os dejamos el resultado.


 

Comparte la publicación:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anteriores publicaciones

Subscríbete Newsletter trimestral